Georges Croegaert fue un pintor academicista belga, asociado al clasicismo y el arte anticlerical. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Una copa de jerez”, fechado en 1872.

Georges Croegaert nació en Amberes, Bélgica, el 7 de octubre de 1848. Estudió en la prestigiosa Academia de Bellas Artes de esa ciudad y a partir de 1876 pasó a ejercer su oficio en París, Francia, donde pasaría el resto de su vida. Si bien su especialidad consistía en la confección de pequeños retratos femeninos y de cuadros con escenas del estilo propio de la Belle Époque, fue conocido por sus pinturas anticlericales, género del que fue uno de sus principales exponentes junto a Francois Brunery (1870-1903), Jean Vibert (1840-1902), José Frappa (1854-1904) y Andrea Landini (1847-1912).

Entre 1882 y 1914 expuso algunas de sus obras en el Salón de París y en el extranjero. Falleció en París en 1923.