El restyling propuesto en la gama Tilenus, pretende renovar la imagen de marca con un conjunto clásico y actual a la vez, atractivo para el nuevo público, pero en armonía con la tradición de los códigos gráficos que le representan, adecuando la imagen de la bodega al posicionamiento Premium que le corresponde. La gama no solo representa la tradición que hay en estas tierras, si no que también refleja la personalidad de sus habitantes. Vinos, frescos, redondos y en armonía, que expresan la varietal exclusiva del Bierzo, mencia y godello en su máxima expresión.

La apuesta de la bodega berciana cuenta con un objetivo muy claro, producir vinos que entendamos las personas, vinos fáciles de beber, frescos, que representen la variedad, que una copa te lleve a otra, teniendo muy presente la calidad que tienen los productos de este territorio, donde se cultiva, desde tiempo inmemorial, se elabora y se producen los mejores vinos de la variedad mencia. 

Todos estos matices son bien conocidos por Raúl Pérez, alma y director de orquesta de la bodega. Siempre crítico y exigente, el enólogo tiene como una de sus máximas que el trabajo de la bodega consiste básicamente en “respetar lo que ofrece la tierra”, y bajo este precepto trabaja el equipo de Bodegas Estefanía.

Para Eva Miñano, Directora de Márketing y Comunicación de MGWines, grupo familiar bodeguero al que pertenece Bodegas Estefania, “hemos querido rejuvenecer la marca para acceder a un consumidor más actual, usando una línea continuista de Tilenus, con un diseño sobrio, equilibrado y claro, con una composición clásica que refleja los atributos de la marca”.

Sobre MGWines
MGWines es un proyecto familiar, formado por bodegas que unen la historia de viñedos y tierras singulares para elaborar vinos únicos. Una labor realizada desde la innovación y el respeto a las más arraigadas tradiciones vitivinícolas, donde el cuidado del entorno natural, la biodiversidad y la uva adaptada al terroir, son toda una seña de identidad. Esta forma de entender el vino desde la pasión y la autenticidad, la firma la define como Slow Enology. El proyecto de la familia Miñano Gómez está compuesto por seis bodegas ubicadas en distintas regiones vitivinícolas, en las que se trabaja la recuperación de variedades tradicionales, así como la conservación del patrimonio enológico de nuestro país: Bodegas Monóvar, Bodegas Sierra Salinas, Bodegas Lavia, Bodegas Estefanía, Bodegas Casa Corredor y Bodegas y Viñedos Venta la Vega. MGWines completa su porfolio de productos con la elaboración y comercialización de aceite de oliva virgen extra ecológico de la variedad arbequina, bajo la marca SUCADA, procedentes de los olivares de Finca La Lagunilla en Villena (Alicante).