St-Rémy se pasa a los materiales de embalaje reciclados para sus productos embotellados en plástico. Las botellas de 50 cl de St-Rémy XO y VSOP y de 1,75 l de St-Rémy VSOP, que anteriormente utilizaban botellas de plástico PET (tereftalato de polietileno), se fabricarán ahora con PET reciclado, o RPET, según ha confirmado el gigante francés del brandy.

Con el cambio al RPET, St-Rémy estima que emitirá un 29% menos de dióxido de carbono (CO2) y utilizará un tercio menos de agua y energía en comparación con las botellas de plástico fabricadas con el tradicional PET. En total, la empresa afirma que el cambio ahorrará casi 50 toneladas de plástico virgen y casi 100 toneladas de CO2.

El cambio se celebrará con un nuevo icono verde en las botellas, en el que se leerá “esta botella está hecha de plástico 100% reciclado”.

Hervé Buzon, director de marketing internacional de St-Rémy Brandy, ha declarado: “Consideramos que es una tarea muy importante no sólo poner nuestro granito de arena en el uso de materiales más ecológicos en nuestros envases, sino también inspirar a nuestros clientes para que pongan ese granito de arena adicional desechando sus productos St-Rémy de forma adecuada, garantizando así que puedan ser recogidos y convertidos en futuras botellas”.

Al igual que muchos otros conglomerados de bebidas, como Diageo y Heineken, Rémy Cointreau se ha fijado objetivos ambiciosos para reducir su impacto medioambiental en los próximos años. Su hoja de ruta para la Excepción Sostenible establece objetivos para reducir sus emisiones de carbono.