Ron Barceló ha presentado un ron ecológico, el primer ron orgánico procedente de la República Dominicana. Destilado a partir del jugo fresco de la caña de azúcar cultivada en campos libres de fertilizantes y productos químicos añadidos, se produce bajo la rigurosa aplicación de su código de sostenibilidad RB360.

La caña de azúcar utilizada para Barceló Organic procede de un cañaveral de 1,5 kilómetros cuadrados que se encuentra a orillas del río junto a la destilería. Se madura en una mezcla de barricas de madera de roble seleccionadas de diferentes edades, lo que le confiere un profundo color ámbar y sutiles notas de cacao, hojas de tabaco, frutas carnosas y pimienta rosa. Sólo se producen 39.670 cajas de ron al año.

“Con este producto, honramos a la madre naturaleza mediante un cultivo totalmente sostenible y un envase ecológico, fabricado con fibra vegetal extraída del bagazo resultante de la extracción del jugo de la caña, e impreso con tinta totalmente orgánica”, afirma Chiara Pennacchio, Directora Global de Marketing de Ron Barceló. “El residuo de la caña también se utiliza como biomasa para la producción de energía limpia en el proceso de fabricación de todos los rones Barceló”.

Ron Barceló ha sido reconocido por su compromiso con la protección del medio ambiente. Sus productos se elaboran bajo el código de sostenibilidad RB360 de la marca, que permite a la empresa supervisar y gestionar su actividad en toda la operación empresarial en consonancia con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. En 2016, la adhesión de la firma a las buenas prácticas de gestión ambiental la convirtió en el primer productor de ron dominicano en recibir las certificaciones Carbon Neutral e ISO14064-1, basadas en la norma NORDOM 798. También fue el primero en obtener y utilizar la licencia Bilan Carbone.

Ron Barceló mide sus emisiones de carbono y las reduce utilizando biomasa y células fotovoltaicas para producir energía limpia (que representa el 90% de la energía utilizada en su proceso de elaboración del ron), así como el CO2 recuperado durante la fase de fermentación. Este CO2 se utiliza después para crear burbujas en los refrescos. Los subproductos de la destilación del zumo de caña, como la vinaza, también se utilizan como abono natural. Para compensar las emisiones que no puede reducir, la empresa financia proyectos verdes en distintos países. Dichos proyectos han sido certificados según las normas correspondientes y contribuyen a mitigar los efectos del cambio climático.

Como señala Vinicio Subero, Director Global de Negocios y Cadena de Suministro de Ron Barceló, el lanzamiento de Barceló Organic es un paso natural en el compromiso de la empresa no sólo con la sostenibilidad medioambiental, sino también con la producción de productos de la más alta calidad.

Para más información, consulte la página web oficial de Ron Barceló.