El Consorcio de Conegliano Valdobbiadene Prosecco DOCG ha aprobado esta semana una decisión de sus miembros para reducir los rendimientos de la cosecha 2020. Una “abrumadora mayoría” de más de 100 miembros votó para reducir el rendimiento máximo permitido este otoño a 12.000 kilos por hectárea.

Normalmente, los niveles de rendimiento en Prosecco son 13.500 kilos por hectárea para Conegliano Valdobbiadene Prosecco Superiore, 13.000 kilos para Rive y 12.000 kilos hectáreas para Cartizze. Sin embargo, el presidente del Consejo Regulador, Innocente Nardi, afirmó a medios que los rendimientos se reducirán este año para ayudar a los productores a prepararse para “posibles escenarios en los próximos años”.

“Las medidas que presentamos a nuestros miembros son el resultado de un análisis cuidadoso de las tendencias actuales en la Denominación y de los posibles escenarios en los próximos años en el mundo del vino”, dijo Nardi. “Son medidas destinadas a consolidar el valor de la Denominación y su posicionamiento en el mercado, en beneficio de los productores y de toda la región”.

El año pasado se registraron exportaciones récord al Reino Unido, el mayor mercado internacional para el vino Prosecco. Desde que Italia se cerró a principios de este año, el Consorzio ha adaptado su programa de comunicación de medios en el Reino Unido y ha tomado catas virtuales y clases magistrales online. El Consorzio también está planeando su primer viaje de prensa virtual en otoño para continuar su programa de educación y sensibilización en el Reino Unido.