Édouard Debat-Ponsan (Toulouse, 25 de abril de 1847 – París, 29 de enero de 1913) fue un pintor académico francés conocido por sus obras alegóricas, escenas de la vida campesina y obras orientalistas. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Parcela en los viñedos de Languedoc”, fechado en 1886.

Alumno de Cabanel, Debat-Ponsan fue famoso por sus retratos de ciudadanos y políticos ricos de París, sus pinturas de historia antigua y sus escenas de vida campesina. Como republicano y veterano de la guerra de 1870, Debat-Ponsan se comprometió en la lucha por la rehabilitación del capitán Alfred Dreyfus, y expuso su cuadro alegórico Vérité sortant du puits (mostrado aquí) en el Salón de 1898, ofrecido más tarde a Émile Zola.

En 1877 viajó a Italia gracias a una suma de 4.000 francos que le concedió la Academia. Allí vio diferentes trabajos de pintura, después de los cuales empezó a pintar retratos. En 1882-1883 viajó a Estambul acompañado de sus dos cuñados, Jules-Arsène Garnier y Henri-Eugène Delacroix (no confundir con Eugène Delacroix). Este viaje inspiró una de sus obras más célebres, Le Massage, Scène de Hammam que se encuentra actualmente en el Museo de los Agustinos de Toulouse.

Fue padre del arquitecto y ganador del Gran Premio de Roma en 1912, Jacques Debat-Ponsan, y abuelo de Michel Debré, que llegó a ser Primer Ministro bajo el mando del General Charles de Gaulle y fue uno de los redactores de la Quinta República. Otros descendientes incluyen al político Jean-Louis Debré. Su hija Jeanne Debat-Ponsan se casó con Robert Debré, fundador de la pediatría moderna en Francia (ver familia Debré).

Sus escenas de la vida rural, género muy de moda alrededor de 1830-1840, dudan entre un idealismo del mundo campesino y el realismo militante de un Gustave Courbet. El cuadro, Una mañana a las puertas del Louvre puede tener connotaciones políticas. Representa a Catalina de Médicis (en negro) mirando tranquilamente los cuerpos de las víctimas de la masacre de San Bartolomé de 1572. Es posible que Debat-Ponsan quisiera referirse a acontecimientos más recientes de la historia de Francia, como la sangrienta represión de la Comuna de París, nueve años antes de la realización de este cuadro.