Nordés, la marca de ginebra premium gallega propiedad de Grupo Osborne, continúa su viaje alrededor del mundo con un nuevo destino: Estados Unidos. La marca comenzará a comercializar el producto en el país americano y centralizará su expansión en los principales puntos de distribución del país en 11 ciudades: Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, Chicago, Washington DC, Miami, Boston, Atlanta, Denver, Connecticut y Maryland. De esta forma, Nordés estará presente en 30 países de los cinco continentes, una ampliación de la distribución que no ha parado en los últimos seis años. Olé Imports, compañía fundada por Patrick Mata y Alberto Orte, han confiado en Nordés para esta nueva andadura y se introducen como distribuidores en la categoría de spirits con Nordés como primera marca.

“Estamos muy satisfechos con esta nueva andadura. Tenemos una gran oportunidad para reforzar el continuo crecimiento de la marca en el mercado nacional e internacional, que nos ha llevado a ser líderes de ventas en el sector premium en España dentro de la categoría”, declara el CEO de Grupo Osborne, Fernando Terry. La distribución de Nordés comenzará en once ciudades del país: Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, Chicago, Washington DC, Miami, Boston, Atlanta, Denver, Connecticut y Maryland
“Además, tenemos el importante reto de convertirnos en el referente de ginebra española en Estados Unidos por su sabor único. Estamos recibiendo multitud de preguntas por parte del consumidor americano por la llegada de Nordés, lo que nos hace confiar en que este lanzamiento tendrá una gran acogida”, añade el directivo.

La llegada a Estados Unidos contribuirá en la estrategia de internacionalización de la marca y será un revulsivo con el que espera un incremento del 5% en sus ventas internacionales hasta llegar al 30% en el año 2030. Se trata de un objetivo que Nordés espera conseguir con la consolidación de sus mercados estratégicos en el extranjero, como son Alemania, Italia y Reino Unido. Además, el segmento de spirits premium (36 – 42 dólares) en el que se encuentra Nordés ha crecido un 5% en el país americano y el consumo de cócteles cada vez tiene más peso en los menús del canal horeca.