En los últimos años, el vino ha empezado a perder su reputación de superchería a medida que los bebedores empezaban a maridarlo con opciones más cotidianas: Grand Cru Chablis y un Big Mac es una de nuestras combinaciones favoritas. Ahora, Oreo y el bastión del vino económico Barefoot se han unido para crear una mezcla de tintos con sabor a galleta inspirada en los crujientes Thins de la marca Nabisco. “Todo el mundo sabe que el vino tinto combina bien con el chocolate, pero Oreo Thins y el vino más querido de Estados Unidos, Barefoot Wine, colaboran para llevar esta clásica combinación a un nivel completamente nuevo y delicioso”, afirma Sydney Kranzmann, directora de marca de Oreo Thins. “Las galletas Oreo Thins siempre han sido las galletas Oreo perfectas para los adultos, así que estamos encantados de presentar un nuevo maridaje para adultos”.

Embotellado a 13% ABV, el tinto con sabor a galleta Barefoot ofrece aromas de chocolate y notas de cata que incluyen más chocolate, galletas y crema, y roble, junto con sabores de mora y cerezas oscuras. “Nos lo pasamos muy bien explorando las diferentes combinaciones de sabores, para finalmente emparejar los sabores característicos de las galletas Oreo Thins con una mezcla de nuestro vino tinto brillante con sabor a bayas”, explicó la enóloga de Barefoot, Jen Wall.

“No podemos esperar a que nuestros fans de las Oreo Thins (¡mayores de 21 años, por supuesto!) disfruten de sus galletas favoritas con este vino tinto Barefoot x Oreo Thins, rico y con sabor a chocolate”, añadió Kranzmann.

El vino Barefoot x Oreo Thins Red Blend resultante se venderá a partir del 9 de diciembre exclusivamente en la página web oficial de Barefoot Wine. Por 24,99 dólares, los compradores recibirán dos botellas de 750 mililitros del vino junto con un paquete de galletas Oreo Thins para su maridaje.

Si le gusta más la mostaza que las galletas, Grey Poupon acaba de presentar La Moutarde Vin, un viognier con semillas de mostaza. La oferta de los afamados fabricantes de mostaza franceses ha sido creada para que “el almuerzo parezca un festín”.