Ksenia Milicevic es una pintora, arquitecta y urbanista francesa, nacida en 1942 en Drinici, Bosanski Petrovac, Ex-Yugoslavia. Actualmente reside en París, Francia. Taller en Bateau Lavoir en Montmartre. Su obra no es ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Oplontis n°1”, fechado en 1991.

Oplontis_n°1

Ksenia Milicevic nace durante la segunda guerra mundial en Ex-Yugoslavia y sus peregrinajes por el mundo empezaran muy temprano. Ya en sus primeros años vive en Bulgaria y Checoslovaquia, estando sus padres en la misión diplomática. La estructura de los mosaicos bizantinos que descubre en esta época, servirán más tarde de fondo pictórico a las diversas vivencias de sus andanzas. Al regresar a Belgrado, después del bachillerato en el V Gymnasium, ingresa en la Facultad de Ingeniería y un año después, en 1963, sigue los estudios en la Escuela de Arquitectura de Argel, Argelia. La dulzura del aire marino de Argel, y la línea azul del horizonte atravesaran a menudo sus pinturas. En 1966 ingresa al Instituto de Urbanismo de la Universidad de Argel y en 1968 finaliza sus estudios de Arquitectura y Urbanismo obteniendo los títulos correspondientes. Trabaja por entonces en ECOTEC con el equipo del arquitecto brasileño Oscar Niemeyer.

En los años 1970 es el auge de la arquitectura Latino Americana y como por una lógica el camino la lleva a la República Argentina, a San Miguel de Tucumán. Ese nombre de Tucumán ya fascinador en su lectura de Cándido de Voltaire, abre ante ella los espacios infinitos, desde la cordillera de los Andes hasta la Pampa de tierras sin horizonte. En Tucumán Ksenia Milicevic ejerce la arquitectura en el taller de arquitecto Rafael Serrano y paralelamente sigue los cursos de pintura en el taller de Ezequiel Linares en el Departamento de Artes de la Universidad Nacional, obteniendo la licencia en Artes Plásticas en 1975.

En 1976 Ksenia Milicevic regresa a Europa, pero esta vez a España, a Salamanca de tierras oscuras, ocres y amarillas, de edificios altivos y barrocos que marcaran toda una época de su obra. A la estancia de cinco años en España sigue un periodo de seis años en México – profusión de colores, perfumes, artes, mitos… Ksenia Milicevic se dedica exclusivamente a la pintura y al obtener en 1989 un taller en Bateau Lavoir en París, fija su residencia en Francia. En 2011 el Museo de Pintura de Saint-Frajou, Haute Garonne, Francia, fue inaugurado con una selección de treinta pinturas de Ksenia Milicevic en la colección permanente. En 2012 Ksenia Milicevic creó la Bienal Internacional de Pintura de Niños y en 2014 creó el movimiento Arte Resiliencia. En 2015 organizó el 1° Salón Internacional Arte Resiliencia. En mayo de 2016 Ksenia Milicevic participa en el Congreso Euromediterráneo – Marsella: Resiliencia en el mundo de lo viviente, bajo la presidencia de Boris Cyrulnik, 19-21 de mayo de 2016. Intervención sobre la resiliencia en el arte.

En su afán de comprender el sentido profundo del arte independientemente de los elementos que lo caracterizan relacionados a las visiones del mundo de las diferentes épocas, Ksenia Milicevic trata de trazar su propio camino y no adhiere al movimiento de arte contemporáneo oficializado. Integrando una gran libertad en su obra con respecto al espacio, el tiempo , la forma y el tratamiento pictórico, en acuerdo con los conocimientos y nociones actuales, Ksenia Milicevic no se aleja jamás de los invariables estéticos, como el ritmo, la armonía, el equilibrio, las proporciones.

¿Te gusta su obra? Si también te gusta el vino te recomendamos visitar la tienda online de Licores Reyes para conocer las mejores propuestas de nuestro sector: https://www.licoresreyes.es/

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes