Tove Marika Jansson fue una escritora, ilustradora, historietista y pintora finlandesa en idioma sueco —el sueco es minoritario en Finlandia, pero se habla bastante en algunas zonas costeras—. Es particularmente conocida por su obra para niños y, sobre todo, por haber creado los personajes de la familia Mumin. Estos figuran entre los grandes éxitos internacionales de la literatura de Finlandia, solo por debajo de las obras de Mika Waltari y el Kalevala. La fama de Jansson se debe principalmente a sus libros de los Mumin, historias para niños protagonizadas por una familia de trolls blancos, cubiertos de pelo y de apariencia redondeada, y con grandes hocicos que les hacen asemejarse remotamente a hipopótamos. No obstante, su obra pictórica no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Still Life”, fechada en 1945.

Tove Jansson

Tove Jansson nació en Helsinki (Finlandia), que era entonces parte del Gran Ducado de Finlandia. Su familia, perteneciente a la minoría sueca de Finlandia, era una familia de artistas: su padre Viktor Bernhard Jansson era escultor, y su madre Signe Hammarsten era diseñadora gráfica e ilustradora. Los hermanos de Tove también siguieron carreras artísticas: Per Olov la de fotógrafo y Lars la de escritor e historietista. Su hogar también era, con frecuencia, excéntrico y ruidoso. Con un tití como mascota de la familia, y una niñera que leía a Platón, probablemente estas peculiares pero queridísimas figuras se convirtieran en los modelos de sus personajes soñadores y filósofos que pueblan su mundo de ficción. Se formó en Konstfack, la Escuela Superior de Arte, Artesanía y Diseño de Estocolmo, entre 1930 y 1933, en la Escuela de Artes Gráficas de la Academia Finlandesa de Bellas Artes entre 1933 y 1937 y, finalmente, en L’École d’Adrien Holy y L’École des Beaux-Arts de París en 1938. Exhibió diversas obras en exposiciones de los años 1930 y de los primeros 40, y realizó su primera exposición en solitario en 1943.

Tove Jansson escribió e ilustró su primer libro de los Mumin, Småtrollen och den stora översvämningen, en 1945, durante la Segunda Guerra Mundial. Más tarde comentó que la guerra la deprimía, y que quería escribir sobre algo naïve e inocente. Este primer libro tuvo muchas reseñas, pero los dos siguientes, Kometjakten (La llegada del cometa, 1946) y Trollkarlens hatt (La familia Mumin, 1948), la hicieron famosa. Continuó escribiendo seis libros más de los Mumin, varios libros de ilustraciones y tiras cómicas. Su fama se difundió rápidamente, y pronto se convirtió en la escritora finlandesa más leída en el extranjero.​ En 1966 obtuvo el Premio Hans Christian Andersen de literatura infantil, por el conjunto de su obra. Tove Jansson, su pareja Tuulikki Pietilä y su madre Signe Hammarsten en la playa, en 1956. Jansson continuó pintando y escribiendo el resto de su vida, aunque sus contribuciones al mundo de los Mumin fueron raras desde los primeros años 1970. Su primera incursión fuera de la literatura infantil fue Bildhuggarens dotter («La hija del escultor»), un libro semiautobiográfico escrito en 1968. Desde entonces firmó varias novelas más, entre las que destaca Sommarboken (El libro del verano, 1972), y cinco colecciones de historias cortas. Aunque tenía un estudio en Helsinki, pasó gran parte de su vida con su compañera, la artista gráfica Tuulikki Pietilä, en una pequeña isla llamada Klovharu, una de las islas Pellinge, en el golfo de Finlandia, cerca de la ciudad de Porvoo.

Aunque saltó a la fama en primer lugar como escritora, Tove Jansson consideraba sus carreras de escritora y pintora de la misma importancia. Pintó toda su vida, en la que su estilo fue cambiando del impresionismo clásico de su juventud al estilo modernista fuertemente abstracto de sus últimos años. Jansson expuso un gran número de obras durante los años 1930 y 40, y su primera exposición en solitario se celebró en 1943. A pesar de sus notas generalmente positivas, la crítica indujo a Jansson a refinar su estilo de forma que en su exposición de 1955 se había hecho menos sobrecargado en detalles y contenido. Entre 1960 y 1970 Jansson celebró cinco exposiciones más en solitario. Jansson también creó durante su carrera varios murales por encargo y trabajos públicos que aún pueden ser apreciados en su ubicación original. Entre otros, Jansson creó trabajos para: la cantina de la fábrica de Strömberg en Pitäjänmäki (1945); el hospital infantil Aurora en Helsinki; el restaurante Kaupunginkellari en la Casa Consistorial de Helsinki; el hotel Seurahuone en Hamina; el retablo de El sabio y las vírgenes insensatas en la iglesia de Teuva (1954); varios murales sobre cuentos de hadas en colegios y guarderías, entre los que destaca el de la guardería de Pori (1984).

Hay que subrayar que, pese a ser una creadora polifacética de obra no siempre plástica, Jansson se consideró a sí misma pintora ante todo, por eso no es casual que maneje los géneros tradicionales. En los inicios de su carrera y en paralelo a estas pinturas, realizó Jansson un enorme número de ilustraciones. Solo tenía 15 años cuando llamó la atención de Garm, una revista finlandesa satírica de corte liberal, por su talento para la caricatura, y para aquella publicación realizó medio millar de estas obras y un centenar de portadas. Estas caricaturas e ilustraciones se distancian bastante de sus pinturas: Jansson captó en ellas los estragos de la guerra y lo hizo con mucha osadía y firmándolas con su nombre, mostrando una postura abiertamente antibelicista y contraria a cualquier totalitarismo que mantuvo siempre.

¿Te gusta su obra? Si también te gusta el vino te recomendamos visitar la tienda online de Licores Reyes para conocer las mejores propuestas de nuestro sector: https://www.licoresreyes.es/shop

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes