Bodegas Montecillo continúa celebrando sus 150 años de historia y lanza su Edición 150 Aniversario Gran Reserva 2005 Selección Especial, una joya que representa la perfecta fusión entre lo mejor de la tradición con la modernidad. Este 150 Aniversario Gran Reserva 2005 Selección Especial de Bodegas Montecillo ve la luz tras más de 15 años desde su vendimia, cuya añada fue calificada en la D. O. Ca como Excelente. Para este vino tan emblemático que conmemora su historia, se ha seleccionado una única finca en pendiente con orientación sur, podada en vaso y con más de 60 años. Con suelo arcillo-calcáreo y con gran cantidad de canto rodado, está situada en Llano, Rioja Alta próxima a la bodega. Sus uvas reunían ese carácter, personalidad y calidad excepcional para realizar esta edición tan especial. Por otro lado, el coupage cuenta con un 70% de Tempranillo, 20% Graciano y 10% Maturana Tinta, las tres provenientes de esa misma finca.

Este vino de elaboración súper limitada con 2.798 botellas acaba de ser premiado por prestigiosas publicaciones y afamados críticos. Hace apenas unos días el reconocido Master of Wine, periodista y prescriptor Tim Atkin le ha otorgado 94 puntos en su informe anual ‘Rioja 2021 Special Report’, reconociendo que es “uno de los mejores vinos que he probado de Montecillo… y que es fantástico ver a Montecillo disfrutando de una nueva vida”; en alusión a la revolución que ha experimentado Bodegas Montecillo en términos de enología y calidad de sus vinos en los últimos años. Prueba de la calidad de esta edición también es la alta puntuación otorgada por el panel de cata de Riojas Gran Reserva liderado por Sarah Jane Evans Master of Wine, para DECANTER, la prestigiosa revista del mundo del vino, en donde otorgó hace unas semanas a este mismo vino 92 puntos, Altamente Recomendado.

Bodegas Montecillo comenzó hace años un camino hacia la innovación con prácticas cuidadosas y avanzadas en el que prima el respeto por el trabajo silencioso del tiempo y de la vida de la mano de su enóloga Mercedes García Rupérez. Y es precisamente ese paso del tiempo el que impulsa a la bodega a crear grandes vinos de larga guarda, insignia de la casa. Porque la fórmula principal para Montecillo es aquella que conjuga el tiempo, el silencio y la paciencia.

En línea con esta apuesta continua por la calidad y la renovación viene también la subida de Bodegas Montecillo a la quinta categoría de las creadas por el prescriptor británico, quién también ha valorado otros vinos de la bodega como Montecillo Edición Limitada 2015 (93 puntos), Viña Monty Graciano Reserva 2016 (92 puntos) y Montecillo Reserva 2014 (91 puntos).

“Este vino ha sido un trabajo de constancia, pasión y a la vez un desafío al tiempo por su larga guarda, una de nuestras señas de identidad. El resultado es un vino excepcional, elegante y complejo, de sabor intenso que no ha perdido nunca el vínculo con la tierra, y con el que hemos querido que perviva la esencia de Bodegas Montecillo. Por eso, rinde culto en su interior al saber hacer de la Bodega desde sus orígenes, con técnicas de máxima calidad y excelencia”, Mercedes García Rupérez, enóloga de Bodegas Montecillo.