Bodegas Familiares Matarromera, compañía fundada y presidida por Carlos Moro y que agrupa 10 bodegas presentes en 6 Denominaciones de Origen de nuestro país, sigue apoyando al mundo de la hostelería para tratar de facilitar la vuelta a la normalidad. La compañía ha desarrollado una herramienta digital para poder confeccionar las cartas de vinos de sus clientes y que éstos las puedan ofrecer en sus restaurantes y establecimientos de forma virtual, ágil, fácil de ver y segura. Porque, en las distintas fases de la desescalada, no está permitido el uso de elementos comunes como las cartas tradicionales físicas que puedan ser susceptibles de contagio.

La herramienta cumple con varios objetivos como son el cumplimiento de las normativas y protocolos de seguridad para crear espacios acreditados que preserven la salud de los consumidores, facilitar ayuda a los hosteleros para readaptarse a los requerimientos pudiendo seguir ofreciendo la mejor información sobre sus vinos a los consumidores y además es un elemento que contribuye a la sostenibilidad ya que evita la impresión de manera frecuente de documentos y el hostelero puede actualizar los productos de manera inmediata. Con este sistema, Matarromera, pretende contribuir a la difusión de la cultura vitivinícola ya que acerca de una manera amena y visual el mundo del vino a los clientes de los restaurantes accediendo a multitud de contenidos y obteniendo información sobre los productos pudiendo visionar fichas de cata, vídeos, recomendaciones y fotografías con un solo clic. La bodega facilita la interacción con los usuarios ya que la carta de vinos digital permite a estos acceder a las redes sociales e intercambiar opiniones y compartir contenidos.

Con #RestaurandoLaVida
Ésta es una iniciativa más de la campaña #RestaurandoLaVida que la compañía lanzó el pasado mes de mayo. Por valor de más de un millón de euros, Bodegas Familiares Matarromera puso en marcha un programa de ayudas y facilidades de financiación para que los hosteleros puedan ir realizando nuevos pedidos a los distribuidores de Matarromera sin tener que afrontar el pago a corto plazo. Una medida de la que ya se han beneficiado numerosos establecimientos y que podría alcanzar a más de 4.000 restaurantes, bares y tiendas especializadas, entre otros. Los productos objeto de dicho plan abarcan todas las marcas de la compañía, (Matarromera, Emina, Carlos Moro, Oinoz, Cyan, Valdelosfrailes, Casar de Vide, Win) junto con sus destilados y el aceite de oliva virgen extra Oliduero. “Se trata de una iniciativa basada en nuestra voluntad de colaboración bidireccional que apoya a toda la cadena de valor, desde los distribuidores hasta los hosteleros. Nuestro plan #RestaurandoLaVida se basa en cuatro pilares: aportar liquidez al sector, promocionar la cultura del vino, contribuir al desarrollo tecnológico y comunicar lo que hacemos”, afirma Carlos Moro, Presidente de Bodegas Familiares Matarromera.

Bodegas Familiares Matarromera
Bodegas Familiares Matarromera es una empresa fundada por Carlos Moro y dedicada a la viticultura, elaboración de vino y aceite, con más de 700 hectáreas de viñedos propios y presencia en seis de las Denominaciones de Origen más prestigiosas del país: Ribera del Duero (Bodegas Matarromera, Emina Ribera y Renacimiento), Rioja (Bodega Carlos Moro), Rueda (Bodega Emina Rueda), Cigales (Bodega Valdelosfrailes), Toro (Bodega Cyan) y Ribeiro (Casar de Vide). En sus bodegas se elaboran vinos de alta gama y prestigio internacional. Además de vinos de alta calidad, también elabora vinos ecológicos (Granza), vinos sin alcohol (Win), destilados y aceites de oliva virgen extra (Oliduero). La empresa también cuenta con la marca Esdor, su línea propia de cosméticos de alta gama.