Casi trece años después de su entrada a las bodegas de Krug, Maison Krug está en disposición de presentar su champagne más reciente procedente de una discreta parcela amurallada de viñedos de Chardonnay en el corazón del pueblo Le Mesnil-sur-Oger: Krug Clos du Mesnil 2006. Para el deleite de los amantes de Krug de todo el mundo, Krug Clos du Mesnil 2006 está disponible en un estuche de edición limitada que comprende tres de las creaciones de Krug del año 2006, un viaje de descubrimiento que ofrece tres expresiones musicales diferentes. En Krug, cada parcela individual, a través de su vino, es considerada un buen músico que aporta su propio carácter único a un champagne Krug.

Así, Krug Clos du Mesnil 2006 – la máxima pureza de una única parcela de Chardonnay cosechada en 2006 – es un virtuoso solista, mientras que Krug 2006 es un conjunto de músicos que tocan la música del año. Finalmente, Krug Grande Cuvée 162ème Édition, compuesta en torno a la vendimia del 2006 con vinos de 11 años diferentes, es la orquesta que interpreta la sinfonía más completa que un champagne puede llegar a expresar.

Este estuche de edición limitada es un tributo tanto a este año extraordinario como a la artesanía única de Maison Krug, la cual permite la creación de diferentes expresiones de la naturaleza, todas del mismo nivel de distinción.