Jeanne Mammen (Berlín, 21 de noviembre de 1890 – ibídem, 22 de abril de 1976) fue una pintora y dibujante alemana. Sus trabajos se enmarcan dentro de la Neue Sachlichkeit y del simbolismo. Las mujeres que pintaba mayoritariamente se muestran a menudo viriles y osadas. La artista reflejaba así su afinidad al ambiente lésbico de la subcultura de Berlín. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Los Bebedores Contemplativos”, fechado en 1929.

Los Bebedores Contemplativos (1929), de Jeanne Mammen

Jeanne Mammen nació en Berlín como hija de un comerciante. Creció en París y estudió allí, más tarde en Bruselas y pintura en Roma. En 1916 regresó a Berlín sin un céntimo. Tras comenzar a trabajar como diseñadora de modas, consiguió cierta fama a través de sus dibujos para las revistas Simplicissimus, Ulk y Junggesellen. Sus dibujos representaban a tipos de la calle que dibujaba en todas las situaciones posibles. Lo hacía con estilo caricaturesco por el que Kurt Tucholsky le comentó: «En el colmado que nos abren semanal o mensualmente los señores que le dan el pan a usted, es usted casi como que el único plato fino.»

Sus numerosos dibujos levantaron mucha admiración. Su primera exposición, que realizó en la galería Gurlitt en 1930, consiguió el aplauso del ambiente artístico de Berlín. Dentro de sus obras más hermosas y delicadas se pueden contar sus litografías, entre ellas, el ciclo «Les Chansons de Bilitis» (Las canciones de Bilitis), un homenaje al amor lésbico que aparece en los poemas de Pierre Louÿs.

Sin embargo, la llegada al gobierno de Alemania de los nazis llevó enseguida su carrera al ocaso; Mammen se retiró a la emigración interior. Durante la II Guerra Mundial siguió experimentando, a pesar de su pobreza, y su obra posterior a 1945 fue haciéndose cada vez más abstracta. A partir de la década de 1950 añadió la técnica del collage a sus dibujos. No fue hasta 1971 que el público la redescubrió: gracias a sus exposiciones en Brockstedt en Hamburgo y en Valentien en Stuttgart. Pero fue realmente en la década de 1990 cuando su obra sufrió una especie de «renacimiento», en el que numerosos museos y galerías expusieron su obra. En círculos feministas es muy conocida desde entonces. La tumba de Mammen se encuentra en el cementerio III. Städtischen Friedhof Stubenrauchstraße en Berlin-Friedenau.

Si te ha gustado la obra, visita la tienda online de Licores Reyes y encuentra las mejores propuestas del mundo del vino hoy mismo: https://www.licoresreyes.es/shop

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes