Antonio Gil Montejano es un pintor español de finales del siglo XIX. Inició su formación en su ciudad natal y después en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, donde fue discípulo de Domingo Valdivieso. Fue becado por la Diputación Provincial de Murcia para ampliar estudios en el extranjero y residió largas temporadas en París. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos apreciar en “La bendición de la mesa. Hemos cenado”, fechada entre 1890 y 1895.

Nacido también en 1850, Antonio Gil Montejano es un pintor con intereses que lo desvinculan de lo académico y lo acercan casi a los paisajistas y a su admirado Goya, que puede advertirse en las tonalidades que utiliza y la aparente imprecisión de la pincelada. Pero cuadros como Viático en la Huerta, de 1872, lo acercan a las escuelas de Barbizon, Corot y Millet.

A su vuelta de París, participó en las Exposiciones Nacionales de Bellas Artes, donde obtuvo una consideración de tercera medalla en 1887 y el mismo galardón en 1895 por El consejo de la modelo. Desarrolló la mayor parte de su actividad en Murcia, donde participó en los Juegos Florales de 1875, 1876 y 1877. También cultivó la pintura decorativa, especialmente en el Casino de Murcia, donde decoró el techo del salón de café en 1880 y la sala de billar en 1892.

¿Te ha gustado la obra? Si también te gusta el vino, te recomendamos visitar la tienda online de Licores Reyes ¡Conoce los productos de los que todo el mundo habla! http://tiendalicoresreyes.es

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes