Joaquím Sunyer (Sitges, Barcelona; 20 de diciembre de 1874 – 1 de noviembre de 1956) fue un pintor español, considerado uno de los máximos representantes del estilo novecentista. Fue sobrino del también pintor Joaquim de Miró. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “L’ esmorzar”, fechado en 1915.

L' esmorzar (1915), de Joaquim Sunyer

En su juventud se trasladó a París, donde conoció el neoimpresionismo, y entró en contacto con Pablo Picasso, Manolo Hugué y el fotógrafo Nadar. Volvió a Cataluña, después realizó un viaje a Italia, y por último, se estableció en Sitges, su pueblo natal. Pintó numerosos paisajes, en los cuales se advierte la preocupación por captar la luz mediterránea por medio del empleo de colores muy claros. Sus composiciones son un ejemplo de equilibrio, si bien sacrifica la perfección técnica en beneficio de un poder de evocación más intenso.

Escritores como Joan Maragall, Eugenio d’Ors y Joan Salvat-Papasseit establecieron amistad con el pintor, a quien consideraban un fiel captador de la esencia catalana en sus retratos y paisajes mediterráneos. Salvat-Papasseit le dedicó su obra L’irradiador del Port i les gavines, y Sunyer pintó un retrato de su hija Salomé.

¿Te gusta su obra? Si también te gusta el vino te recomendamos visitar la tienda online de Licores Reyes para conocer las mejores propuestas de nuestro sector: https://www.licoresreyes.es/shop

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes