Altia ha creado un vodka de Koskenkorva utilizando cebada cultivada de forma regenerativa, un proceso que transforma los campos agrícolas en almacenes de carbono atmosférico. Se dice que Koskenkorva Vodka Climate Action es el primer vodka del mundo elaborado con cebada cultivada de esta manera y es el primer producto desarrollado en colaboración entre el propietario de la marca Altia, el agricultor Jari Eerola y el Grupo de Acción del Mar Báltico (BSAG).

La agricultura regenerativa es un método de cultivo que tiene por objeto convertir los campos de las fuentes de emisión en sumideros de carbono, lo que puede mitigar los efectos del cambio climático. El proceso implica mejorar la salud del suelo para aumentar la cantidad de carbono atmosférico que se puede capturar, y al mismo tiempo permitir mejores cultivos y reducir la erosión de la tierra. Según Altia, si todos los agricultores del mundo hicieran la transición a métodos regenerativos, se podrían eliminar de la atmósfera hasta 322.000 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Pekka Tennilä, Director General de Altia, dijo: “No queremos hacer nuestro trabajo a expensas de nuestro planeta. El cultivo sostenible de la cebada es una de las formas en que pretendemos cumplir este objetivo, ya que el cultivo de la cebada es uno de los principales factores que contribuyen a la huella de carbono de nuestros productos. Nuestra colaboración con BSAG nos ha dado acceso a los resultados de investigación más actualizados y a las mejores prácticas”.

Koskenkorva Vodka Climate Action es un vodka de finca única, ya que toda la cebada utilizada en su producción fue cultivada en la finca Setälä-Eerola en el verano de 2020. Durante su cultivo, las prácticas agrícolas se ajustaron a las directrices del BSAG, entre ellas la maximización de la cobertura del suelo, la rotación de cultivos y el uso de fertilizantes orgánicos.

Suvi Reinikkala, director de marketing de bebidas alcohólicas de Altia, dijo: “Koskenkorva Vodka Climate Action es una innovación importante para nosotros, porque lleva a la marca un paso más cerca de su objetivo de ser el vodka más sostenible del mundo. Queremos ofrecer a los consumidores opciones más sostenibles y mostrarles cómo podemos crear experiencias de marca inspiradoras, protegiendo al mismo tiempo nuestro planeta”.

Koskenkorva Vodka Climate Action estará disponible a principios de 2021 y será distribuido en el Reino Unido por Indie Brands.