Kendall Jenner ha lanzado oficialmente su propio tequila, 818 Tequila. La nueva oferta del miembro del clan Kardashian se une a un campo cada vez mayor de marcas de bebidas alcohólicas respaldadas por celebridades.

Kendall Jenner ha presentado hoy el Tequila 818 en su Instagram, después de semanas de especulaciones por parte de los fans de todo el mundo. “Durante casi 4 años he estado en un viaje para crear el tequila con mejor sabor”, escribió la modelo. “Después de docenas de pruebas de sabor a ciegas, viajes a nuestra destilería, entrar en competiciones de cata mundiales de forma anónima y GANAR ..3,5 años después creo que lo hemos conseguido! esto es todo lo que hemos estado bebiendo durante el último año y no puedo esperar a que todo el mundo tenga en sus manos esto para disfrutarlo tanto como nosotros! @drink818 próximamente”.

El año pasado, 818 Reposado se llevó a casa el premio al Mejor Tequila Reposado en los World Tequila Awards 2020. Fue descrito como: “Una nariz terrosa que insinúa pastel de nuez, batata y caramelo. Un cuerpo dulce y ahumado con algo de influencia de roble, vainilla y más dulzura en el final cuando aparece el helado de canela”.

Aunque los detalles sobre el próximo tequila siguen siendo escasos, sabemos que estarán disponibles las expresiones Blanco, Reposado y Añejo. La versión Anejo se llevó a casa una medalla de bronce en los World Tequila Awards 2020.

En los últimos meses, cada vez son más los famosos que entran en el sector de las bebidas espirituosas. En noviembre, Bruno Mars presentó su propia marca de licores, SelvaRey Rum. Durante años, el músico nacido en Hawái ha dirigido la empresa panameña de ron, rediseñando todos los aspectos de la marca. Ahora, tras años de trabajo, la marca ha revelado un nuevo envase, una nueva marca y una campaña mundial.

En octubre, Cameron Díaz presentó su tercer vino Avaline. A principios de octubre, el grupo de rock Kiss presentó su propio ron. Y en septiembre, Snoop Dogg lanzó una ginebra. En agosto, Diageo invirtió 610 millones de dólares en la compra de la ginebra Aviation American Gin, de la que es copropietario Ryan Reynolds, estrella de Deadpool, y de otras marcas de bebidas alcohólicas.

George Clooney fue uno de los primeros en entrar en el mundo de las bebidas espirituosas de los famosos, y vendió su marca de tequila, Casamigos, a Diageo en 2017.