Anna Sofia Palm de Rosa (Estocolmo, 25 de diciembre de 1859 – Nápoles, 2 de mayo de 1924) fue una pintora sueca famosa por sus acuarelas. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Juego a la sombra en el hotel Brøndums”, fechado en 1885.

Nació el día de Navidad en una familia de artistas, su padre era el pintor Gustaf Wilhelm Palm, que estaba casado con Eva Sandberg, hija del también pintor Johan Gustaf Sandberg. Su casa era un conocido punto de encuentro para artistas, como Georg Pauli, Nils Kreuger, Vicke Andrén y Gutaf Cederström.

Anna recibió clases particulares de su padre, quien enseñaba en una escuela de diseño (Elementarteckningsskolan), que preparaba estudiantes que postulaban para la Real Academia Sueca de las Artes. En los años 1880, fue alumna de los pintores Edvard Perseus y Per Daniel Holm. En 1885, viajó a Dinamarca, donde pasó tiempo en Skagen. Luego fue a Amberes, donde estudió con Romain Steppe y luego a París.

Regresó a Suecia y en la Nochevieja de 1895, con 36 años, se mudó definitivamente de Suecia, primero pasó un año en París, donde conoció a su marido, el general de infantería Alfredo de Rosa. La pareja se instaló en Capri en 1901, y luego en Nápoles en 1908. Su marido fue convocado cuando la Primera Guerra Mundial. En esta etapa Anna estuvo especialmente productiva en Baiae, una villa medieval de Bacoli.