Bodegas Habla, fundada en la ciudad de Trujillo (Cáceres) en una zona de escasa tradición vinícola, es un proyecto pionero que desde sus inicios ha apostado por romper con los estándares vinícolas establecidos buscando siempre la excelencia. Sus vinos de ‘Alta Costura’ (aquellos que llevan impreso en su botella un número siempre distinto) no responden a las exigencias de ninguna denominación de origen y solo se elaboran cuando la añada es excelente. Los HABLA ‘Edición Coleccionista’ son fruto de unas condiciones únicas del viñedo, que los convierte en atractivos e irrepetibles ya que no existen dos iguales.

Habla Nº20 es un monovarietal de uva Syrah vendimiada en 2016, con una crianza de 12 meses en barricas de roble francés y casi tres años de reposo en botella. El monovarietal de Syrah lleva elaborándose desde la añada 2005 –no se hizo ni en 2009 ni en 2013– y es, de hecho, el único de los vinos de ‘Alta Costura’ que tiene su propia botella, denominada ‘Kendo’: una pieza de hombros cuadrados que representa toda la exuberancia de la uva Syrah.

La Syrah es una uva que, desde que salieron al mercado los primeros vinos Habla en el año 2008, el equipo vitivinícola de la bodega ha sabido tratar de una manera muy especial. “2016 fue una primavera muy lluviosa lo que favoreció al desarrollo y expresión de esta variedad”, nos cuentan desde bodegas. Este fruto aporta elegancia, finura y complejidad al vino. Características que sumadas a una fabulosa añada dan como resultado un vino redondo.