Flor de Caña ha lanzado su primera campaña del “Mes del Desperdicio Cero”. Esta iniciativa, que se llevará a cabo durante el mes de julio, invita a bares, restaurantes y consumidores con conciencia ecológica a abordar el problema del desperdicio de alimentos, un cóctel sostenible a la vez.

En colaboración con Food Made Good, una organización mundial sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad en el sector de la restauración, Flor de Caña se ha asociado con notables cocteleros de más de 30 países, como Julio Cabrera (EE.UU.), Nicole Lebedevitch (EE.UU.), Mario Farulla (Italia), Remy Savage (Reino Unido), Antonio Naranjo (España) y Jesse Vida (Singapur), para crear cócteles sostenibles elaborados con los distintos rones de la marca y con residuos alimentarios reutilizados de sus comunidades locales.

Como parte de la campaña, Food Made Good ayudó a los locales participantes a diseñar sus cócteles sostenibles y a adoptar prácticas sostenibles significativas en sus operaciones diarias. Flor de Caña también compartirá en las redes sociales consejos y recetas inspirados en el desperdicio cero para que los consumidores puedan disfrutarlos y ponerlos en práctica en casa.

“Trabajar con un socio ambicioso, creativo y con visión de futuro como Flor de Caña es la forma más eficaz de acelerar las prácticas progresistas en la hostelería, haciendo que los bares y restaurantes formen parte de una solución global de sostenibilidad”, dijo Simon Heppner, director general de Food Made Good Global.

El sitio web oficial del Mes del Desperdicio Cero incluye un localizador de bares en Estados Unidos, vídeos de camareros de renombre mundial que comparten sus originales creaciones de cócteles sostenibles, consejos prácticos para reducir el desperdicio de alimentos en la vida cotidiana e información sobre cómo los bares y restaurantes pueden unirse a esta causa. En Estados Unidos, bares de Miami, Denver y Boston participan en la iniciativa.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en todo el mundo un tercio de los alimentos se desperdicia. A través de esta iniciativa, Flor de Caña pretende ayudar a reducir hasta 9 toneladas de residuos alimentarios en el mundo.

En abril, la marca de ron se comprometió a plantar más de un millón de árboles para 2025. A través de su propio programa anual de reforestación, Flor de Caña ya ha plantado cerca de 750.000 árboles desde 2005, y ahora, en colaboración con la organización benéfica medioambiental One Tree Planted, la marca de ron premium lanzará una campaña mundial de reforestación que pretende garantizar un futuro más verde para las generaciones venideras.