Benito Barrueta (Bermeo, Vizcaya, 21 de marzo de 1873 – ibídem, 5 de diciembre de 1953) fue un pintor español. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Escena interior con mujer cosiendo”, fechado en 1912.

Nació en la Torre Ercilla (Bermeo), donde su padre tenía taller de ebanistería y talla. En 1889 estudió pintura en Bilbao con Antonio Lecuona, pero en 1893 lo interrumpe para cumplir el servicio militar en Madrid, donde no obstante visita como copista el Museo del Prado y estudia en la Escuela de Artes y Oficios con una beca del Ayuntamiento de Bermeo. Otra beca le permite ir a París en 1900, ciudad en la que vivirá once años, tomando contacto con artistas como Pablo Ruiz Picasso, Kees Van Dongen, Juan Gris, Paco Durrio y Juan de Echevarría, y llegando a exponer en el Salón de Otoño en las ediciones de 1907 y 1910. En 1913 participó en la exposición en la Asociación de Artistas Vascos celebrada en Bilbao (también en las ediciones de 1917, 1921 y 1934), y la venta de un cuadro le permitió volver a París, hasta que el estallido de la Primera Guerra Mundial le hizo regresar definitivamente. De nuevo en Bermeo, el Ayuntamiento le da la cátedra de Dibujo en la Escuela de Náutica y en la Escuela de Artes y Oficios. Se casó en 1921 con Leandra Bilbao, y viven en Bermeo hasta que la Guerra Civil española los lleva a exiliarse en Francia. No tardó en regresar a Bermeo, donde murió en 1953.

Su obra, intimista, abunda en retratos, paisajes bermeanos, interiores silenciosos y rincones urbanos. Una muestra de su obra puede verse en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. En su pueblo natal tiene dedicada una calle y un monumento levantado en 1973. En 2008 se montó en Bermeo una exposición-homenaje.