Victoriano Polanco y Crespo (c. 1853-1890) fue un pintor y dibujante español conocido por sus grabados de los paisajes y costumbres regionales de Cantabria. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Escena de taberna”, fechado en 1883.

Pintor natural de Santander, fue discípulo en Madrid de la Escuela superior de Pintura, Escultura y Grabado. En la Exposición Nacional de 1881 presentó Un estudio del natural (a pluma) y Una cabeza (estudio del natural). En las celebradas por el Círculo de Bellas Artes y el dorador Hernández en los años de 1880 a 1883, expuso Un retrato, Una taberna en la provincia de Santander (dibujo), Pandereta, Una cabeza, Dos dibujos á pluma y Esquina de un velador (al óleo).

Polanco, que contrajo matrimonio en 1880 con la madrileña María Asunción Ortiz y Palacios, tenía una edad en aquel momento de veintisiete años. Fue autor, junto a Fernando Pérez de Camino, de La Montaña, un libro con diversas estampas de la provincia de Santander. Falleció en Rucandio el 9 de julio de 1890.