Vilhelm Hammershøi (Copenhague el 15 de mayo de 1864 – Copenhague el 13 de febrero de 1916) fue un pintor danés. Trabajó sobre todo en su ciudad natal, realizando retratos, paisajes y especialmente una serie de interiores. Fue conocido por su manejo de la luz. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Copa de vino y naranja pelada sobre un paño verde sobre una mesa”, fechado en 1878.

Vilhelm Hammershøi

Se puede pintar el silencio, la soledad, la ausencia, Vilhelm Hammershøi, pintor danés, uno de los más importantes en la historia del país y también uno de los pintores más notables y misteriosos en Europa entre los siglos XIX y XX, se especializó en estos temas y quizás lo hizo sin saberlo, instintivamente. Él pintó el silencio, la soledad y la ausencia. En muchos de sus cuadros, las mujeres son pintadas de espaldas, sin rostros. Y si uno observa detenidamente sus pinturas y se deja llevar por ellas, el sentimiento que domina inicialmente es la quietud. Hammershøi tiene algo de Vermeer y probablemente inspiró a Hopper. Su estilo puede ser catalogado como intimismo minimalista y la quietud de sus cuadros inquieta, como un mar sin olas, donde solo se espera la tormenta.

Hammershøi era hijo de un rico comerciante y comenzó a tomar clases de dibujo a los 8 años. Más tarde fue a la Kongelige Akademi for de Skønne Kunster (Academia de Bellas Artes de Copenhague) con Frederik Vermehren, entre 1879 y 1884. También estudió con Frederik Rohde, Vilhelm Kyhn y Peder Severin Krøyer y consiguió un gran éxito internacional muy pronto. En 1891, se casó con la hermana de un colega y compañero de trabajo, Ida Ilsted, con quien vivió en Copenhague hasta su muerte en 1916. Ida es un tema frecuente en sus cuadros y en los de su hermano, Peter Ilsted. Vilhelm Hammershøi fue un pintor danés que cutivó retratos, paisajes y sobre todo interiores, a veces sin gente en los que la protagonista es la luz. La obra de Hammershøi destaca por esos intrigantes interiores, de tonos apagados y un dominio extraordinario de la luz. Son interiores domésticos, a veces vacíos de gente, y muchas veces con gente de espaldas. Su propias esposa Ida Ilsted hizo de modelo para ello en numerosos cuadros.

Tras su muerte, sus cuadros fueron cayendo en el olvido, en gran parte debido a tendencias vanguardistas que consideraban su obra démodée. Con el resurgimiento del simbolismo en los últimos años, sus cuadros han vuelto a estar en el punto de mira y sus obras han vuelto a ganar popularidad en museos daneses, el Musée d’Orsay de París o el Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York.

En 1997 se emitió una estampilla con su imagen. Michael Palin, dueño de parte de la obra de Hammershøi, presentó en 2005 el documental de la BBC para la televisión, Michael Palin and the Mystery of Hammershoi.

Si te ha gustado la obra, visita la tienda online de Licores Reyes y encuentra las mejores propuestas del mundo del vino hoy mismo: https://www.licoresreyes.es/

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes