Coca-Cola lanza al mercado dos nuevas propuestas para seguir conquistando nuevos momentos de consumo. En esta ocasión, amplía su categoría de bebidas con alcohol listas para beber (ARTD – Alcohol Ready to Drink) de la mano de los nuevos combinados Absolut Vodka & Sprite y Jack Daniel’s & Coca-Cola Zero Azúcar.

Ambos productos, que se presentarán en Alimentaria, estarán destinados a los canales de Alimentación Moderna y de Conveniencia, para reforzar tanto las ocasiones de consumo en el hogar como de otros momentos en crecimiento, como el aperitivo.

En concreto, Absolut Vodka & Sprite surge del acuerdo entre Coca-Cola y Pernod Ricard y está elaborado con el vodka internacional de calidad premium Absolut y Sprite, el reconocido refresco de lima-limón. Esta propuesta, que fusiona dos marcas icónicas, permite ofrecer una experiencia única a los consumidores. Llega al mercado en formato lata Slim de 250 ml.

Por su parte, la llegada de Jack Daniel’s & Coca-Cola Zero Azúcar busca satisfacer la creciente demanda de opciones bajas en calorías, una prioridad destacada para los consumidores de bebidas ARTD. Este nuevo producto, disponible en formato lata de 330 ml, llega un año después del acuerdo con Jack Daniel’s para lanzar Jack Daniel’s & Coca-Cola, una bebida que rinde homenaje al clásico combinado más disfrutado en todo el mundo. Su lanzamiento ha tenido una gran acogida en el mercado español, lo que le ha permitido situarse en el top tres de la categoría de cócteles RTD.

Ambas propuestas llegan al mercado adhiriéndose tanto a la política de marketing responsable de The Coca-Cola Company como a la de Pernod Ricard, en el caso de Absolut Vodka & Sprite; y a la de Brown-Forman en el de Jack Daniel’s & Coca-Cola Zero Azúcar. De este modo, las latas de ambos productos incluyen símbolos claros fomentando el consumo responsable, señalando que solo pueden ser disfrutados por consumidores con edad legal para beber. Además, cualquier actividad de marketing relacionada con estas bebidas se regirá por los estándares más altos de responsabilidad de cada mercado, en cumplimiento de la legislación vigente y respetando la cultura local.

Con su presencia en Alimentaria, Coca-Cola quiere subrayar su apuesta con la innovación y su expansión en categorías con alto potencial como la de las bebidas ARTD. Este segmento ha experimentado un crecimiento del 7,2 % entre 2016 y 2021, superando las expectativas fijadas en el mercado de alcoholes y superando el crecimiento de otras bebidas en este segmento. Además, se proyecta que esta tendencia continúe, con un crecimiento estimado del 3,1 %, lo que supone un valor de 141 millones de euros, posicionándose como una de las categorías con mayor dinamismo y potencial en el mercado de bebidas. Si ponemos el foco en los cócteles RTD, las expectativas son aún más positivas, con una previsión de crecimiento del 8,7% (7 millones de euros).