El whisky escocés Bowmore de Islay ha lanzado una edición limitada de whisky de 30 años de edad, que se lanzará anualmente. Destilado en 1989, el whisky ha madurado durante tres decenios en toneles de jerez y en barriles de borbón. El líquido utilizado para hacer el single malt será seleccionado de sólo dos barriles cada año.

Embotellado con una fuerza de barril del 45,3% ABV, se dice que la nueva expresión es “definido, formado y elaborado por el tiempo”. Bowmore planea lanzar una nueva edición del embotellado de 30 años cada año en cantidades limitadas.

David Turner, gerente de la destilería Bowmore, dijo: “Al añadir una Bowmore de 30 años a la cartera, podemos mostrar cómo el tiempo vital que se pasa en las barricas influye en nuestro espíritu, haciéndolo aún más excepcional y con más carácter. Cada lanzamiento anual contará las ricas historias de Bowmore, pero lo importante es que cada uno tendrá su propio y único estilo y carácter. En cuanto a este lanzamiento, es otro ejemplo perfecto del Bowmore clásico pero con una profundidad e intriga ilimitadas que reflejan la interacción de larga data entre el espíritu y la madera”.

En la nariz, el whisky aporta notas de brezo, plátanos, melocotones, piña, vainilla y caramelo. El paladar ofrece frutas tropicales y dulzura de miel, junto con un sutil humo de turba y toques de eucalipto. Limitado a 2.580 botellas para el lanzamiento en el 2020, Bowmore 30 Year Old estará disponible en todos los mercados clave por un precio de 1.850 dólares. El mes pasado, la empresa Bowmore, propiedad de Beam Suntory, creó una nueva campaña mundial para celebrar los más de 240 años de historia de la marca, llamada The Art of Time.