Georg Flegel (Olomouc (Moravia), 1566 – Fráncfort del Meno, 23 de marzo de 1638) fue un pintor alemán de naturalezas muertas. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Bodegón con uvas, manzana y jarra”, sin datación precisa dentro del siglo XVII.

Posible hijo de un zapatero moravo, se trasladó a Viena hacia 1580, donde se inició en la pintura como ayudante de Lucas van Valckenborch, siguiéndole a Fráncfort hacia 1592, cuando el maestro trasladó su taller allí. Como su ayudante añadía flores o frutas a los cuadros de Valckenborch. Casado con Brigitta, en 1594 nació su primer hijo Martin. En la capital del Mano, adquirió la ciudadanía 28 de abril de 1597, permaneciendo allí hasta su muerte.

Sobre 1600 comenzó a pintar bodegones (naturalezas muertas de comidas, banquetes, desayunos, aves y flores), y casi siempre al servicio de Valckenborch; también pintó una 110 acuarelas entre 1600-1630. Entre sus alumnos se encuentran dos de sus hijos, Friedrich (1596-1616) y Jacob (1602-1623), y Jacob Marrel.