Karl Georg Jensen (22 de noviembre de 1851 – 23 de mayo de 1933) fue un pintor danés. Es recordado por sus paisajes del norte de Zelanda y por sus interiores arquitectónicos. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Bodegón con uvas”, fechado en 1880.

Nacido en Holstebro, Jensen estudió pintura en la Real Academia Danesa de Bellas Artes, graduándose en 1879. También recibió clases particulares de Harald Foss y a principios de la década de 1880 asistió a Lorenz Frølich con sus decoraciones en el Palacio de Frederiksborg. En la década de 1880, se interesó por la pintura arquitectónica y creó interiores coloridos para iglesias y palacios como Audenssalen på Rosenborg (Salón de Audiencias de Rosenborg, 1889). Karl Madsen despertó su interés en el arte mundial, lo que le llevó a estudiar arte japonés mientras estaba en París en 1889. Desde 1892, fue miembro de Den Frie Udstilling.

Jensen no fue muy productivo, pero su trabajo, que comprende unos 200 cuadros, lo ha colocado entre los coloristas más importantes de Dinamarca, a la par de Christen Købke. Su Landskab fra Næstvedegnen (1884) se considera una obra maestra, pero también pintó varios otros paisajes notables del norte y el oeste de Zelanda. Los detalles pintorescos de sus pinturas arquitectónicas de los interiores de iglesias y palacios también son dignos de mención. En 1926, Jensen fue premiado con la Medalla Thorvaldsen.