Jan Erasmus Quellinus (Amberes, 1634-Malinas, 1715) fue un pintor barroco flamenco, miembro de una familia de artistas e hijo de Erasmus Quellinus II. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Bodegón con un niño”, fechado hacia 1661.

Bautizado el 1 de diciembre de 1634 en la Catedral de Amberes, comenzó su formación hacia 1649 como aprendiz de su padre. De 1657 a 1659 residió en Italia donde tuvo la oportunidad de completar su formación en el clasicismo aprendido en el taller paterno. De regreso a Amberes, en el curso 1660-1661, pasó algún tiempo en Venecia copiando las obras del Veronés, en quien se inspirará en algunas de sus composiciones posteriores.​ En Amberes contrajo matrimonio el 17 de octubre de 1662 con Cornelia Teniers, hija de David Teniers el Joven y de Anna Brueghel.

Artista fecundo, trabajó para las iglesias de Amberes y sus alrededores en la pintura de grandes retablos y series de asuntos bíblicos y vidas de santos, como la pintada para la abadía de San Miguel de Amberes hacia 1670. Al servicio de los Habsburgo se trasladó a Viena en torno a 1680. Allí pintó para la decoración del Palacio Imperial de Hofburg una serie de quince óleos parcialmente conservados en el Kunsthistorisches Museum, a la que pertenecen los techos que representan la Coronación del emperador Carlos V en Bolonia y la de Felipe II coronado por Carlos V (1681), en la que se conservan restos de la firma de Jan Erasmus Quellinus como pintor del emperador. Los motivos palladianos de los fondos arquitectónicos, el gusto por los detalles anecdóticos y la variedad y riqueza de color, manifiestan la profunda huella del Veronés en su pintura en fechas avanzadas.

Desde 1712 y hasta su muerte el 11 de marzo de 1715 residió en Malinas, donde pintó la Última Cena del altar mayor de la Onze-Lieve-Vrouw-over-de-Dijlekerk o iglesia de Nuestra Señora sobre el río Dyle, inspirada todavía en la composición del Veronés.