Soren Emil Carlsen (19 de octubre de 1853 – 2 de enero de 1932, ciudad de Nueva York, EE.UU.) fue un pintor impresionista estadounidense que emigró a los Estados Unidos desde Dinamarca. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Bodegón con ganso”, fechado hacia 1880.

Emil-Carlsen-Still-LIfe-with-Goose

Se dio a conocer por sus naturalezas muertas. Más tarde en su carrera, Carlsen amplió su gama de temas y se dio a conocer por sus paisajes y sus marinas también. Durante su larga carrera ganó muchos de los más importantes honores en el arte americano y fue elegido como miembro de la Academia Nacional de Diseño. Durante más de cuarenta años fue también un respetado profesor en Chicago, San Francisco y Nueva York.

Soren Emil Carlsen nació en Copenhague, Dinamarca, el 19 octubre de 1853. Perteneció a una familia de artistas, su madre era pintora, y un primo suyo sería director de la Real Academia de Copenhague, en la que Emil estudió arquitectura durante cuatro años. Con diecinueve años, en 1872, emigró a los Estados Unidos, estableciéndose en Chicago, y aunque fue considerado uno de los pintores americanos más respetados, tuvo grandes problemas financieros de las primeras décadas de su carrera.

Trabajó durante un tiempo en un estudio de arquitectura y dio clases de arte con el pintor danés, especializado en paisajes de marinas, Laurits Bernard Holst. Holst regresaría a Dinamarca, dejando a Èmile su estudio, que en muy poco tiempo se convertiría en un artista reconocido, siendo nombrado primer maestro de dibujo y pintura en la Academia de Diseño de Chicago.

En 1875 viajó a París, donde conoció la obra de Jean-Baptiste-Siméon Chardin, que le influenció para el resto de su carrera, como se puede ver en su obra posterior. Sería conocido como el «El Chardin estadounidense». Regresó a Estados Unidos, estableciéndose esta vez en Nueva York, donde comenzó a pintar las obras que más fama le darían, sus naturalezas muertas, a estilo de Chardin.

Tras una breve residencia en Boston, en donde intentó colocar sus pinturas, regresó a Nueva York, y para intentar vender sus óleos organizó una subasta en la que sólo consiguió vender algunos cuadros. Abandonó el estudio y trató de sobrevivir realizando grabados que le darían un pequeño respiro. En 1884 regresó a Europa, donde realizó bodegones florales para el distribuidor Theron J. Blakeslee. Dos obras suyas se expusieron en el Salón de París de 1885.

Al volver a Estados Unidos se encontró con que continuaban las dificultades para vender sus cuadros, a pesar de eso, fue director de la Escuela de Diseño de California de 1887 a 1889. Más tarde daría clases en una academia privada, la Art Students San Francisco hasta 1891, en la que tendría como alumnos, entre otros a Guy Rose, que sería un exponente importante del impresionismo americano. A partir de entonces logró como maestro ser respetado y admirado, desempeñando numerosos puestos en los más importantes centros y academias, logrando durante su larga carrera muchos de los honores más importantes del arte americano siendo elegido miembro de la Academia Nacional de Diseño.

Si te ha gustado la obra, visita la tienda online de Licores Reyes y encuentra las mejores propuestas del mundo del vino hoy mismo: https://www.licoresreyes.es/

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes