Joel Jalmari Ruokokoski, conocido como Jali (1886-1936) fue un pintor expresionista finlandés. Aunque la mayoría de sus obras eran paisajes y bodegones, es probablemente más conocido por una serie de retratos (incluyendo numerosos autorretratos) pintados principalmente durante la década de 1910. Ruokokoski era miembro del Grupo de Noviembre, (Marraskuun ryhmä). Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Bodegón”, fechado en 1913.

Still-life Jalmari Ruokokoski

Su padre era zapatero de Savonia. La familia regresó a Finlandia cuando él tenía trece años y se instaló en Helsinki. Estudió en la “Escuela Central de Arte y Diseño” de 1902 a 1904 y en la “Escuela de Dibujo de la Sociedad de Arte” de 1903 a 1906. Su primera exposición pública tuvo lugar en 1905. Hasta que su primer avance artístico llegó cuatro años más tarde, ganó dinero extra dibujando anuncios y dibujos animados. En 1907 se comprometió con una chica llamada Olga, con la que se había encontrado en un café que visitaba con frecuencia. El compromiso se rompió al poco tiempo del mismo año. Le gustaban mucho las fiestas públicas, especialmente el circo. En 1909 se casó con una equilibrista sueco-italiana llamada Elvira Bono. En 1910, pudieron hacer un viaje a París, gracias a una beca, y se le presentó la obra de los impresionistas.

En 1912, pasó un tiempo en Helsingør, Dinamarca, con la familia de Niels-Peder Rydeng (1880-1949), sastre y coleccionista de arte que había empleado al artista finlandés Tyko Sallinen. Se había corrido la voz de que Rydeng era un hombre generoso que ofrecería alojamiento y comida gratis a cambio de pinturas. Se quedó varias semanas, produciendo sesenta pinturas, incluyendo retratos de la familia de Rydeng. Desarrollaron una amistad duradera y Ruokokoski regresó allí muchas veces para hacer breves visitas. De vuelta en Helsinki, pudo vender todas las pinturas que había traído en una exposición en el Ateneo, pero gastó la mayor parte del dinero en una borrachera y una fiesta. Esto (y un posible coqueteo mientras estaba en Helsingør) creó una brecha entre él y su esposa, que se amplió, por lo que se separaron. Intentó emigrar a América en 1914, pero la policía lo sacó del barco por deudas impagadas.

En 1915, se instaló en Hyvinkää, donde él y Sallinen abrieron estudios adyacentes llamados “Humala ja Krapula” (Borracho y con resaca). Ruokokoski vivía allí, pintando lo que veía desde sus ventanas, con un viaje ocasional para hacer paisajes. Allí permaneció hasta 1918, cuando se divorció de Elvira y se casó con Saima Forsström, una modelo, a pesar del fracaso económico de su estudio. Permanecieron juntos durante diez años, luego se separaron, aunque nunca se divorciaron y él continuó visitando a sus cinco hijos.

Siempre tuvo éxito como artista, exhibiendo en Escandinavia, así como en Roma y Milán, pero siguió malgastando la mayor parte de su dinero y nunca estuvo lejos de la ruina financiera. Comenzó a producir rápidamente dibujos de cosas simples como hojas, comida y puestas de sol para obtener ingresos adicionales. Una tienda de antigüedades que abrió en 1924 fracasó después de sólo un año. En 1931, apenas se ganaba la vida en un pequeño apartamento de alquiler. Su última exposición fue en 1935. Hacia finales de ese año, fue hospitalizado por abuso de alcohol, que le había dañado el hígado y le había dado cáncer de garganta. Murió en la primavera siguiente.

Si te ha gustado esa obra, y también te gusta el vino, visita la tienda online de Licores Reyes para conocer las mejores propuestas: https://www.licoresreyes.es/shop

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes