Bodegas Luzón acaba de lanzar dos nuevas propuestas atípicas en Jumilla. Se trata de Mindoro, un vino blanco 100% Viognier fermentado en barrica y Luzón Dulce, elaborado con uvas Sauvignon Blanc.

Mindoro es un vino insólito y sorprendente que nace con una vendimia manual nocturna para evitar, gracias a las bajas temperaturas, una fermentación prematura. Después del despalillado en la bodega pasa a depósitos de acero para su fermentación. Cuando la uva alcanza su grado óptimo se vuelca a barricas de roble francés, con un secado de 48 meses, donde termina de realizar el proceso en reposo, por un periodo de seis meses antes de clarificar y embotellar. Este nuevo vino tiene un carácter fresco, floral y con notas de piña en nariz. Es cremoso y aporta un postgusto que en boca resulta largo y envolvente.

Por su parte, Luzón Dulce se produce con uvas Sauvignon Blanc en la tierra de la Monastrell. Una propuesta que comienza su recorrido en una vendimia tardía, donde los frutos han conseguido una mayor concentración de azúcar y madurez. Tras la vendimia y el despalillado pasa a depósitos de acero donde realiza una fermentación alcohólica durante 12 días, para después ir a barricas de roble francés donde realiza una crianza durante un periodo de ocho a 10 meses. Luzón Dulce tiene un aroma complejo a vainilla, miel y corteza de naranja.