Bodegas Lustau renueva, con motivo de su 125 aniversario, la imagen de su limitada gama VORS y lanza el nuevo vino Lustau Cream VORS. Así, la gama «se convierte en una de las líneas más completas de vinos de vejez certificada en el Marco de Jerez», señala la compañía.

Lustau Cream VORS nace de la selección y ensamblaje que Sergio Martínez, capataz y enólogo de Lustau, ha llevado a cabo entre las soleras más viejas que Lustau envejece en sus bodegas de Jerez. “Cada vino (Oloroso VORS y Pedro Ximénez VORS) envejece por separado en sus propias soleras. Una vez ensamblados, el vino resultante envejece tres años más en un único tonel en la Sacristía de la bodega para conseguir una mayor integración de todos sus elementos y obtener un vino de mayor complejidad, mayor intensidad aromática y mayor calidad”, afirma Martínez.

Se trata de un vino de color oro viejo con reflejos cobrizos. En nariz destacan aromas de nueces, naranja amarga, notas de café tostado, orejones y ciruelas. Sedoso y amable en la entrada, es intenso y poderoso, dando paso a un final seco, en el que las notas de oloroso se convierten en protagonistas.

Lustau Cream VORS sale al mercado con un número muy limitado unidades: 528 botellas. Este vino, como el resto de los vinos de la gama VORS, tiene su vejez certificada por el Consejo Regulador, garantizando así una vejez media mínima de 30 años. La renovada gama de Lustau, por primera vez en botella transparente, pone en valor el color de sus vinos e incorpora el número de botas que compone el soleraje, el año de la saca y el número de botellas que salen al mercado.