Eduardo León Garrido fue un pintor español. Inició su formación en la Escuela Superior de Pintura de Madrid y como discípulo en el taller de Vicente Palmaroli. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos comprobar en “Au café”, fechado en 1884.

Au_café_de_Eduardo_León_Garrido

Gracias a una beca concedida por la Diputación de Madrid, viajó a París donde acudió al taller de Raimundo Madrazo. Más tarde viajó a Italia, contactando en Venecia con pintores españoles de la talla de Mariano Fortuny y Martín Rico. En 1905 fue nombrado profesor de la Escuela de Artes y Oficios de Varennes, permaneciendo en Francia el resto de su vida. Su hijo Louis-Édouard Garrido fue también pintor.

Su estilo está influido por el impresionismo y para algunos críticos guarda semejanzas con el de Manet. Su obra está dedicada principalmente a temas costumbristas, retratos de elegantes mujeres ataviadas con ropas de la Belle Époque y a la reproducción de escenas galantes. Alcanzó gran éxito en su época y expuso en París, Londres y Múnich. Algunos de sus lienzos pueden contemplarse en el Museo del Prado (Madrid), Museo Nacional de Bellas Artes (Argentina), Museo de Bellas Artes de Bilbao y colecciones particulares como la Colección Bellver de Sevilla.

Si te ha gustado la obra, y también te gusta el vino, visita hoy mismo la tienda online de Licores Reyes para conocer las mejores propuestas del sector: https://www.licoresreyes.es/shop

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes