Väinö Ilmari Kunnas fue un pintor expresionista finlandés. Durante su breve carrera, pasó del expresionismo a experimentar con estilos modernos más abstractos. Sus principales obras consisten en retratos de personalidades culturales y representaciones del entorno urbano. Su obra no fue ajena al vino. Esto lo podemos apreciar en su naturaleza muerta “Asetelma”, fechada en 1925.

Asetelma

Sus padres fueron los pintores Mikko Kunnas (originalmente Keränen) y Helena Varonen. Debido a la temprana muerte de su madre, su educación fue interrumpida. Después de que la familia se mudó a Sortavala, pudo asistir a una escuela de artes y oficios, graduándose en 1912. Cuando regresaron a casa, estudió dibujo en la escuela de arte de Vyborg hasta 1917. También estudió música con el compositor Toivo Kuula En la Guerra Civil finlandesa de 1918, los Kunnas lucharon por los Guardias Rojos. Después de la batalla de Vyborg, fue capturado por los blancos que pasaron dos semanas en un campo de prisioneros.

Kunnas se trasladó a Helsinki en 1920, donde estudió en la escuela de dibujo de la Sociedad Finlandesa de Arte entre 1920 y 1921. Después de graduarse, su situación económica era bastante precaria y tuvo que trabajar a tiempo completo como asistente del arquitecto Johan Sigfrid Sirén. Durante estos años comenzó a exponer, y también se convirtió en miembro de la asociación de arte “Nuoret” (Juventud), así como de la sociedad literaria-cultural Tulenkantajat. En 1924 se casó con la pintora Sylvi Vehmas, y ese año nació su hija, Kirsi Kunnas, que se convirtió en una conocida poetisa y autora de libros infantiles. Väinö Kunnas murió de neumonía en 1929.

¿Te gusta su obra? Si también te gusta el vino te recomendamos visitar la tienda online de Licores Reyes para conocer las mejores propuestas de nuestro sector: https://www.licoresreyes.es/shop

Un artículo de Alberto Muñoz Moral
Responsable de Comunicación de Licores Reyes