La semana pasada, Ardbeg presentó su nuevo destilador construido a medida. El deseo de los amantes del whisky de disfrutar de grandes sabores ahumados va en aumento, y el nuevo alambique de la destilería de Islay pretende satisfacer esa creciente demanda, ya que aumentará significativamente la capacidad de la destilería.

Conservar el carácter comprometido de Ardbeg era el centro de este proyecto y, por ello, los nuevos alambiques se diseñaron con las mismas especificaciones que los antiguos, hasta el milímetro. Alterar el carácter del escocés era un riesgo que la destilería no estaba dispuesta a correr.

El nuevo edificio, situado en la costa de Ardbeg, alberga dos alambiques de lavado y dos alambiques de licor, así como un ventanal. En él, los Ardbeggianos pronto podrán disfrutar de las vistas del Atlántico, junto con un poco de Ardbeg.

El lanzamiento de un nuevo alambique viene acompañado de cierta tradición. Se acostumbra a “endulzar” un alambique con un puñado de productos botánicos relacionados con la bebida. Este ritual se considera un amuleto de buena suerte entre los destiladores. En Ardbeg, utilizan brezo, turba y algas para crear los sabores ahumados de la malta por los que es conocida la destilería. Los alambiques nuevos no aparecen a menudo, por lo que revivir la antigua tradición es un momento único en una generación.

Dugga Bowman, jefe de almacén, se encargó de conseguir la turba. Colin Gordon, director de la destilería, le envió en un quad con una pala de turba en la mano para localizar el terreno perfecto. Históricamente, la destilería cortaba la turba en Kintour Moss, en la finca Ardtalla, a unos cinco kilómetros de Ardbeg. Aquí es donde Dugga fue a buscar un trocito de la historia de Ardbeg.

En una ceremonia informal en la destilería, Colin Gordon tuvo el honor de bajar la turba al alambique y volver a sacarla antes de que pasara el líquido. Dijo: “No es frecuente que un director de destilería pueda participar en algo tan especial como esto. Es un privilegio para mí estar aquí. Realmente hemos conservado el alma de Ardbeg con este nuevo alambique. Esperamos que ahora haya más de nuestra malta Ultimate Islay”.